user_mobilelogo
polipoPólipo en un niño de 2 años 4 meses.

La Poliposis  es una enfermedad inflamatoria que se caracteriza por un crecimiento de tejidos de la mucosa rectal o colónica en cualquier etapa de la vida, en ambos sexos y que se presentan como formaciones planas o elevadas en la superficie mucosa con una base de implantación o  un tallo o pedículo.

SINTOMATOLOGIA:

La mayoría de Pólipos son asintomáticos en sus inicios, suelen ser de descubrimiento casual por Rectosigmoideoscopía, ocasionalmente sangran, o dan moco con sangre, hay pujo y tenesmo  cuando son de localización en el recto, si son del colon o en sigma eventualmente el paciente se queja de dolor abdominal bajo.

Es frecuente encontrar  malignización en los pólipos mayores de 15 mm.

DIAGNOSTICO:

Se diagnostican por endoscopía, principalmente con Rectosigmoideoscopía rígida, que no pierde vigencia, explora la tercera parte inferior del colon;  la sigmoideoscopía flexible  examina  hasta 60 cm del ano. Son procedimientos ambulatorios que pueden realizarse en el consultorio del médico y sin necesidad de sedación o anestesia, la colonoscopía, explora todo el colon y es un procedimiento que requiere anestesia general corta o sedación.  Todos los procedimientos endoscópicos necesitan preparación con limpieza intestinal.

TRATAMIENTO:

A fin de minimizar el peligro de transformación maligna futura, los pólipos deben ser extirpados o destruidos completamente. Si bien es deseable extirpar todo el pólipo, los pólipos pequeños (de 0,5 cm o menores) pueden tratarse mediante biopsia, extirpación y fulguración.

Los pólipos de más de 2 cm, por lo general, contienen un potencial más alto de transformación maligna, y tienden a recidivas después de la polipectomía endoscópica. Si no es posible efectuar una resección completa o segura por razones técnicas, se debe obtener una biopsia de la lesión y derivar al paciente para tratamiento quirúrgico. Cuando la lesión pudo removerse durante la endoscopia, hace falta realizar  control cada 6 meses en un año para confirmar que la resección fue completa. Puede haber complicaciones en el procedimiento como son hemorragia y perforación. El tejido  residual descubierto en el control deberá extirparse para estudio patológico.