user_mobilelogo

cancer

El cáncer de colon y recto  es en nuestro país la tercera causa de muerte, constituye una  enfermedad que si es diagnosticada  en forma precoz o a  tiempo en un tercio de pacientes se logra superar la enfermedad y un tercio de ellos consigue una cura definitiva.

Las señales de enfermedad maligna recto-colónica son: cambio de hábito defecatorio, sangre por el anorecto, baja de peso, escurrimiento de heces, moco en la deposición; es  habitual encontrar en  el paciente con sospecha de cáncer de recto   la presencia de moco y  sangre conjuntamente con la emisión de gases o flatos (Signo de Campos).

Un examen endoscópico bajo a todo paciente mayor de 40 años que haya sangrado por el ano, y que es un  procedimiento indoloro, fácil  de realizar, y determina con mucha certeza el diagnóstico temprano del cáncer colorectal.

Cuando se ha diagnosticado la enfermedad es necesario  estudios o exámenes de laboratorio para poder intervenir quirúrgicamente y para decidir qué tipo de cirugía es la más conveniente, pero siempre procurando una mejor calidad de sobrevida del paciente tanto en su vida privada, familiar, laboral  y social, según distintos factores como edad, sexo, actividad laboral y hasta condiciones socio-culturales.

ANTECEDENTES

Existen varias teorías como causa o factor de riesgo del cáncer colorectal, entre otras se habla de predisposición genética, comida condimentada, procesos inflamatorios a repetición en el colon, los pólipos, las alteraciones del hábito intestinal por el cambio de horario de las comidas, etc., cualquiera sea el origen si es diagnosticado a tiempo  hay cura.

RECOMENDACIONES:

Test de Sangre Oculta en  Materia Fecal (TSOMF), en toda población mayor de 50 años asintomática y sin factores de riesgo, al menos cada año, si el Test es positivo:  Rectosigmoideoscopía ( RSC ) y/o Colonoscopía, si hay evidencia de tumoración, realizar estudios histopatológicos.

Si hay Cáncer colorectal en la familia con 2do o 3er grado de afinidad: TSOMF,   RSC o Colonoscopía  cada año, aunque TSOMF sea negativo.

Si hay o hubo  Cáncer  en un familiar de 1er grado,  todo familiar de 40 años o más, realizar Colonoscopia cada 3 años y RSC una vez por año.

TRATAMIENTO QUIRURGICO:

Dependiendo de la localización del tumor, cuando se disponga de todos los exámenes, en conjunto con la familia del paciente se decidirá el tipo de cirugía que se realizará, sus riesgos, las implicaciones inmediatas, mediatas y tardías, así como los cuidados, los tratamientos complementarios y los exámenes posteriores para un mejor pronóstico.

TIPOS DE CIRUGIA:

La cirugía del cáncer de colon, de recto o ano tiene una gran variedad de procedimientos desde amputaciones o resecciones  laparoscópicas o abiertas y hasta paliativas. Cada caso es particularizado por un equipo multidisciplinario.

SEÑALES DE ALARMA:

      1. Cambios en el hábito intestinal: diarrea o estreñimiento.
      2. Antecedentes familiares de cáncer de colon o recto.
      3. Sangre por el ano.
      4. Dolor y distensión abdominal.
      5. Presencia de secreción anal.
      6. Necesidad de mayor esfuerzo  para  las deposiciones.
      7. Prurito y humedad anal.
      8. Formación anal o perianal
      9. Pérdida involuntaria de gases, deposiciones, sangre o moco
      10. Dolor anal